El Aniversario

25 años formando ingenieros

¿Qué celebramos?

En 2019 la Universidad de Montevideo festeja los 25 años de la Facultad de Ingeniería. 25 años que no podrían haber sido posibles sin la exigencia y la excelencia de quienes siempre guían y apoyan los pequeños pasos. Estos valores están en cada salón, pasillo y persona que pasa por nuestra facultad.

 

En este lugar convivimos horas y horas trabajando en pro de una educación personalizada, porque cada persona es única y merecedora de toda nuestra confianza.

Sin embargo, para poder ser excelentes primero tenemos que ser mejores personas. En la FIUM, el espíritu de servicio y trabajo son el motor para que muchos proyectos se hagan realidad. Porque de eso se trata una familia universitaria como la nuestra, una segunda casa donde se encuentra contención, crecimiento y valores para aportar a nuestra sociedad a través de la ingeniería.

 

¡Bienvenidos a la FIUM, por 25 años y más de historia!

¡Atrévete a tanto puedas! Claudio Ruibal, decano de la FIUM

C. Ruibal

Hace veinticinco años algunos tuvimos un sueño maravilloso. Movidos por el amor a la Ingeniería, al Uruguay y a Dios, nos pusimos a trabajar para hacerlo realidad. No sabíamos exactamente lo que vendría adelante en el camino, pero éramos conscientes de que habría dificultades: algunas previsibles y otras no. Ninguna nos amedrentaba. Teníamos presente el refrán: “Lo que cuesta, vale”.

 

Para arrancar el camino, tuvimos dos cosas bien claras, que algunos aprendimos de San Josemaría, fundador del Opus Dei, e inspirador de esta Universidad: lo primero son siempre las personas, cada persona; y lo que hiciéramos tenía que estar muy bien hecho –al menos eso intentaríamos–, exigiéndonos y exigiendo amablemente a quienes se sumaran al proyecto. Desde el comienzo, nuestro querido primer decano, el ingeniero y académico Alberto Ponce Delgado, se identificó con estos principios y, con gran sabiduría, nos ayudó a tenerlos siempre presentes y llevarlos a la práctica. A él va nuestro enorme agradecimiento, por ayudarnos a poner tan sólidos cimientos.

Estos primeros veinticinco años los vemos –ahora, en retrospectiva– como una gran obra de teatro, en la que los personajes entran y salen del escenario, mientras los actos se suceden con el rítmico pasar de los semestres. Se me antoja una obra de teatro y no una película, porque en FIUM no hay efectos especiales, no hay montajes, no hay edición posterior, no hay chance de repetir un acto. Todo sucede en tiempo real, siguiendo el guion y, a la vez, con cierto grado de improvisación, nacida de una gran confianza en el equipo y en cada uno de sus miembros.

¿Quiénes son los actores de esta obra? Somos los profesores, los alumnos, los graduados, el personal no docente, los servicios centrales de apoyo, los proveedores, las empresas con y para las que hacemos proyectos de investigación y las que contratan a nuestros graduados, los alumnos de intercambio y los profesores internacionales invitados. ¿Y los espectadores? Nuestras familias y la sociedad en su conjunto: las familias de los profesores, de los alumnos, de los graduados, del personal no docente, etc. ¡Cuántas anécdotas se cuentan cada día, en nuestros hogares, de lo que sucede en la FIUM!

¿En qué nos inspiramos?

valores1
Excelencia y exigencia

Concebimos la excelencia de forma académica pero también humana: somos nuestra mejor versión; y para ello, tenemos que esforzarnos.

valores2
Educacion personalizada

Estamos convencidos de que el valor de cada persona que transita por FIUM se cultiva día a día mediante el trato directo y personal.

valores5
Vocación de servicio

Formamos agentes de cambio, humanos preocupados por la sociedad que los rodea. Nuestra comunidad no es pasiva, sino que busca hacer del mundo un lugar mejor a través de la ingeniería.

valores4
Confianza

Creemos que el conocimiento se potencia cuando se comparte, como también la confianza crece cuando se comparten momentos de calidad entre todos los actores.

valores3
Familia universitaria

Todos somos parte de FIUM y estamos orgullosos de serlo. Es difícil explicarlo en palabras, lo vivimos día a día.

Mirá nuestro video

Créditos

Realización: Matilde Barquín, Gala Maldonado y Carolina Vassallucci
Colaboración: Claudio Ruibal, Mariana Gugelmeier y Cecilia Varela
Desarrollo web: Cualit
Video: Elías Gómez y Rodrigo Coitiño
Fotografía: Olivia Pérez y Carolina Vassallucci