“Siempre me impresionó el ambiente que hay en la UM, porque nunca falta la persona que te recibe con una sonrisa”

“Siempre me impresionó el ambiente que hay en la UM, porque nunca falta la persona que te recibe con una sonrisa”

Magdalena Bartol, estudiante de Ingeniería Civil.

Yo entré a la Facultad de Ingeniería el año pasado con muchas expectativas, porque desde chiquita venía a la UM a acompañar a mi mamá que trabaja ahí. Siempre me impresionó el ambiente que hay, porque nunca falta la persona que te recibe con una sonrisa, que te pregunta cómo van tus estudios. Me acuerdo que cuando iba de chica, al lado de la oficina de mamá había alguien que me recibía con chocolates. Ni me conocía, solo sabía que era “la hija de”. Siempre es un buen día para los que trabajan ahí y nos reciben con una sonrisa a todos.

Cuando empecé la carrera encontré mucha contención en Adrián Santilli, que además de mi asesor académico, es como mi hermano mayor. El año pasado iba todos los días a su oficina. Le contaba cómo me había ido en los parciales y exámenes, pero terminábamos hablando de mi vida, de cómo estaba en casa con mi familia. Tenemos una relación de ida vuelta, porque yo no solo le pregunto tips para salvar un examen, sino también sobre cosas personales.

Además, es impresionante cómo los alumnos más grandes, sin conocernos, nos dicen: “Si precisás alguna ayuda, decime”. Está bueno, porque sabés que el día de mañana cuando te recibas y quieras conseguir un trabajo, siempre va a haber alguien, algún ex alumno que va a ser el que te lo va a dar. La UM te permite eso.

Es una realidad que paso más tiempo en la FIUM que en mi casa, porque estoy todo el día estudiando, pero me da gusto. No voy pensando que voy a estar 12 horas ahí, la paso bien. Es verdad que estudiamos mucho, pero la UM me lo hace más fácil.

No Comments

Post A Comment